miércoles, 23 de abril de 2008

Los gallos del cantautor

¿Hay algo peor que tener palomas en el tejado?
Sí, tener palomas en el tejado y un vecino cantautor. Sobre todo si no sabe cantar y piensa que por hacer un curso CCC de cantautor, ya lo es.
Pues sí, tengo un vecino de estos, que ha aprendido dos acordes de guitarra: “clin, clin, clin” y “clan, clan clan”; que repite hasta la saciedad, mientras canta una serie de canciones cursilonas. Y esto lo hace sentado junto a la ventana, abierta, para deleitar al vecindario con sus bucólicos trinos. Los tonos graves todavía se pueden soportar, (o mejor, ignorar); pero cuando tiene una nota aguda, mete unos gallos impresionantes.
Es entonces, cuando yo me cabreo, abro la ventana y le grito: “Cállate, tío, que cantas fatal!” Curiosamente, deja de cantar, un rato. Supongo que el tiempo que tarda en llamar a su psicoanalista, para tratar su problema de autoestima y le cuenta lo que le grita su vecina cruel. Y me imagino que el psicoanalista le saldrá con una de esas soluciones baratas tipo: “Tu vecina lo que tiene es envidia de pene”, (ya sabéis, esas cosas freudianas). Entonces él coge fuerzas y vuelve a cantar, con más energía, para toda la humanidad.
Así que, he decidido dejar de gritarle.

De todas formas, me gustaría dar un consejo a todos aquellos tíos que van a una fiesta y de pronto sacan la guitarra y se ponen a cantar canciones cursilonas, pensando que así van a ligar. ¡Así no ligaréis jamás!, a las mujeres ya no les van esas cosas. ¡Lo tenéis chungo, alumnos del CCC! A no ser que encontréis una chica, chapada a la antigua, que flipe con esas horteradas; pero si queréis ligar con alguien de este siglo, mejor dejad la guitarrita en casa. Y ¡por Dios, no torturéis a los vecinos!

4 comentarios:

TERESA dijo...

HOOLAAAA MARTA LA TARTA!!!
Aquí Teresa la Hamburguesa,

Oye, ese vecino tuyo no tiene perdón de Dios.....
Mira que torturar a los vecinos con la guitarra..... debería hacer como yo ..... dejarse de cursiladas propias de boy scout y ponerse a tocar algo en serio con un instrumento más sobrio..... como el violín. Mis vecinos parecen tolerarlo bien después de casi tres años. De hecho, el otro día subió a mi casa la vecina del tercero para pedirme un litro de leche. Le hice sentarse y le toqué un minuetto de Bach que estaba ensayando en ese momento. Mi performance debió causarle honda impresión, pues tras balbucear algo incoherente se marchó olvidándose el litro de leche sobre la mesa. Ahora que lo pienso...... No ha vuelto a por él..... uy, uy, uy

anticolometa dijo...

Qué surrealista eres, Teresita!
Bueno, igual tu vecina es de esas chapadas a la antigua, (o antigua, directamente), que prefieren a los cantautores del CCC y a los tunos.
(un día de estos, tengo que hablar de los tunos). La próxima vez, prueba a tocarle "Clavelitos", con el violín, seguro que tienes más éxito.

namaga dijo...

:DDD m'estic petant de riure! sólo por cómo lo cuentas.

Hel dijo...

Ha venido maaaaaaaaaaaaaaayo, bienvenidoooooooooo seeea.
Es peor tener la tuna suelta cantando los mayos, ningún cantautor puede ser peor que la Tuna, ninguno.