domingo, 16 de enero de 2011

No Smoking / No Laking

Estoy tan contenta con esto de la ley antitabaco, que me han entrado ganas de hacer un número musical!!!

Heaven... I'm in heaven,
and my heart beats so that I can hardly speak.
And I seem to find the happiness I seek,
when I’m in a bar with no fucking smoke fog…

Luego me he acordado de que odio los musicales casi tanto como el tabaco y he descartado la idea. Pero bueno, el caso es que estoy feliz como una perdiz! El otro día entre en un bar en el que nunca había entrado, por miedo a morir asfixiada, pues olía a tabaco desde dos calles más allá. Y descubrí la fantástica sensación de poder respirar en un bareto, Aleuya! Luego volví a casa sin tener la impresión de haber salido del interior de una cachimba, y no tuve que tender la ropa durante toda la noche, ni lavarla al día siguiente para que le quitase ese jodido olor a tabacazo. I'm in heaven!

Los fumadores dicen que ahora los bares huelen a otras cosas como fritanga, humanidad, perfume de las señoronas, aliento alcohólico de los borrachos, etc, etc.. Claro, que esperabais? es un bar! Pero antes también olía a todo esto, mezclado con el tabaco, que era peor. Es como cuando alguien echa colonia en el servicio, después de un episodio de diarrea, y los dos olores se mezclan formando una especie de bomba atómica que mataría a cualquiera. ¡¿Es que no ves que es peor?! Pues lo mismo pasa con el tabaco. Los fumadores no lo podéis ver ahora, por el cabreo, pero ¡y lo que váis a fardar ahora con vuestros cigarros electrónicos! Algún día os daréis cuenta de que todos hemos salido ganando. Bueno, menos aquel señor de Bilbao al que le cayó encima una cornisa cuando salió a fumar. Que porque era de Bilbao, si no lo mata, Aiba la hostia!

            Y si no, tomemos ejemplo de los japoneses:

Estaba yo pensando que ahora los únicos ambientes hostiles que quedan en este país son las peluquerías Mary con sobrecarga de laca Nelly. Sí, sí, eso es muy peligroso. Me recuerda a mi clase de dibujo de la facultad, cuando fijábamos los dibujos a carboncillo con laca Nelly. ¡Menudos colocones nos pegábamos! Y el profesor, que acababa de llegar de EEUU, nos decía muy indignado: “En las américas usan fijador, no laca.” Claro, porque en las américas todavía no han descubierto que la laca Nelly es más potente y barata que cualquier fijador, que si no… En fin, el caso es que la clase olía a peluquería Mary que tiraba para atrás. Creo de ahí viene mi adicción al Utabón…. (Um..! Voy buscar pruebas y denunciar a los de Nelly)

Seguramente la laca Nelly también ha creado una adicción entre sus usuarias, porque viendo cómo fija esa laca, (forever and ever), ese peinado es indestructible, van cada semana a la peluquería porque son adictas a la laca! Y la pobre peluquera se las ve putas para deshacerles el nido aquel y no le queda más remedio que arrancarles el pelo con el peine. Por eso la mayoría de las yayas tiene cuatro pelos mal cardaos, eso, unido al plis morado que se echan, les da ese look tan particular. Si unos extraterrestres aterrizaran en una peluquería Mary, pensarían que siguen en su planeta. Esto no sería descabellado, eh? Ya que, como estos lugares no tienen capa de ozono es más fácil llegar con un ovni.


Pues eso, que la laca es muy peligrosa, niños. Así que cada vez que vayáis a la peluquería y la peluquera os haga aquella terrible pregunta: “¿Quieres que te ponga un poquito de laca? ” decid: ¡Nooo! “¿no tienes bastante con hacerme un peinado experimental, que además me quieres poner laca?” - añadiría yo.
¡NO a la Laca!  ¡NO a la Laca!

Bueno, pues feliz año desahumado a todos! Y señores del gobierno, piensense lo de prohibir la laca.


3 comentarios:

anticolometa dijo...

Me han mandado este artículo que habla sobre los nuevos olores de los bares:http://blogs.elpais.com/el-comidista/2011/01/huele-peor-bares-prohibicion-tabaco-mal-olor.html

Alberto dijo...

laca, música chunga, ropa de lycra, manicura francesa... deberíamos ponernos killers de verdad...

Franco Chiaravalloti dijo...

¡Hola! Tanto tiempo...
Aunque no lo parezca, te sigo más de lo que crees. ¿Qué tal todo? Yo ahora viviendo en London, desde hace poquito. Stay in touch. Un beso.

(Y yo también estoy feliz por los humos capados).