domingo, 30 de mayo de 2010

Misterios sin resolver

Parece ser que hay muchos misterios sin resolver tras el final de Lost. Yo no puedo opinar porque no he visto ni un capítulo. (Sí, lo confieso públicamente, ¿qué pasa?). La verdad es que un día intenté verlo, pero no me enteré de nada y cambié de canal. Ahora, después de ver la decepción de la gente, (véase un ejemplo), me alegro de no haberla visto.

Pero no son los misterios de Lost los que me preocupan, sino las cosas extrañas que pasan en mi casa. Últimamente no hago más que encontrar bolitas pequeñas de metal. ¿De dónde salen? ¿será una nueva evolución de los insectos? ¿serán los excrementos de bichos extraterrestres tipo Mordisquitos de Futurama? ¿Qué diría de esto Iker Jiménez? ¡Ah!, no puedo vivir con esta tensión! Es como aquel día que sonó el teléfono y cuando contesté una voz artificial me dijo 4 números y colgó. Me pasé varios meses sintiéndome culpable por no haber anotado aquellos números. ¿Y si era el código que podía salvar a la humanidad de una catástrofe nuclear? Entonces, dejé de ver pelis malas y la culpabilidad se fue.

Otro misterio sin resolver son los agujeros negros, yo los he tenido en todas las casas en las que he vivido. Son esas regiones finitas del espacio-tiempo donde caen cosas y desaparecen. Los agujeros negros tienen especial predilección por las cosas pequeñas, como los clips, las chinchetas, las gomas y los marcapáginas. ¿No os pasado nunca que os desaparecen esas cosas? Son los agujeros negros de vuestra casa, cuidado con ellos! A mi también me han desaparecido libros, pero empiezo a pensar que los he prestado y no se a quién… Otro misterio que he resuelto hace poco, es el dónde van a parar los restos de la goma de borrar. Yo pensaba que se desintegraban antes de llegar al suelo, pero desde que vivo en una casa con el suelo blanco, he descubierto que no, que se quedan ahí. Así que aunque no los veáis, pasad la escoba, si no, corréis el peligro de que se junten y formen un agujero negro que se tragará vuestros clips. (Esta teoría todavía no está probada) Otra teoría que estoy barajando es la posibilidad de que los agujeros negros se traguen tus cosas y te devuelvan bolitas pequeñas de metal. Tendré que consultarlo con Stephen Hawking…

También me perturba mucho eso de vivir en un último piso y escuchar por la noche que alguien mueve muebles en el tejado. He llegado a la conclusión de que son las putas palomas que quieren torturarme. ¿Qué ha pasado con el concurso para matarlas del ayuntamiento? ¿se lo han encargado a los mismos que hicieron el software para el referéndum de la Diagonal?

La verdad es que nuestra sociedad está llena de misterios sin resolver: ¿Cómo le quitan la cafeína al café? ¿o la teína al té? ¿y la lactosa a la leche? ¿puede existir un dónut light? ¿es música el reggaeton? ¿las obras son para mejorar tu ciudad?... ¿Es todo esto cierto o es una tomadura de pelo como la democracia o el trabajo no remunerado?  En fin, hay tantas cosas incoherentes en el mundo que creo que lo único útil que puedo hacer es mantener vigiladas a las bolitas de metal. Tranquilos, yo me encargo.

3 comentarios:

Paola Vaggio dijo...

Jaja los restos de goma, buenísimo. Y mis púas de guitarra dónde Irán a parar? creo q pasan s través de mi bolsillo a otra dimensió...

Paola Vaggio dijo...

Lo siento, lo escribí con iPhone y me faltan letras

SHUARE dijo...

Muy bueno!! jeje

Respecto a lo de Lost, no te preocupes, yo tampoco he visto ni un capítulo de Lost, y me siento orgullosa jajajajja, por qué hacer lo que todo el mundo hace?? jejeje.

Un saludo.